A pocos minutos solamente de los principales lugares turísticos de la región tal como las Grutas de Sara o el célebre Tren de La Rhune, Saint-Pée-sur-Nivelle ofrece un emplazamiento privilegiado para descubrir la llegada al país y el litoral vasco.

Las 1200 hectáreas de bosque que rodean a este pueblo pintoresco de estilo vasco, les invita a recorrer la región a través de senderos balizados, a pie o en bicicleta. Poseedora de un rico patrimonio cultural, St-Pée es un museo a cielo abierto, una invitación a conocer la cultura vasca, un estilo de vida único. .

Para los enamorados de las actividades al aire libre, el lago artificial y sus múltiples actividades (canoa, Kayak, pedalós, zona de juegos infantiles, tirolina infernal, pesca…) prometen grandes momentos de ocio. .

Próxima a la emblemática ciudad de san Juan de Luz, disfrutará de un marco espectacular, entre el océano y la montaña.

Cultura, deportes y encanto. Déjese tentar por el pueblo vasco de Saint-Pée-sur-Nivelle.